Inicio / La neta de Guerrero / Crece la rebelión de trabajadores de la Fiscalía General del Estado

Crece la rebelión de trabajadores de la Fiscalía General del Estado

Un centenar de integrantes de la Unidad Especializada Contra el Secuestro (UECS) de la Fiscalía General del Estado (FGE) dio su respaldo a mil 500 trabajadores operativos de esa misma Dependencia  que este viernes cumplieron ocho días de paro laboral en demanda del pago de un “bono de riesgo” y un incremento salarial del 50 por ciento.

Se trata de un movimiento laboral de Peritos, Agentes del Ministerio Público y de la Policía Ministerial, quienes están en paro desde el viernes de la semana pasada y que han denunciado una campaña de hostigamiento para que se desistan de su protesta.

Los trabajadores en paro ofrecieron una conferencia de prensa este viernes en el acceso vehicular a la FGE, donde han instalado un campamento de protesta, en exigencia de que sean atendidas y resueltas sus peticiones por el titular de la FGE, Jorge Zuriel de los Santos Barrila.

Indicaron que no han sostenido otra negociación con el fiscal, ni con personal de la Secretaría de Finanzas estatal, quienes les ofrecieron dar una respuesta este viernes, lo cual no se cumplió: “tenemos el respaldo de varias organizaciones sociales y de derechos humanos, lamentamos que al gobernador no le gustó la intervención de los diputados federales”, dijo en la conferencia una de las trabajadoras.

Sus demandas en concreto para esos mil 500 trabajadores operativos son “50 por ciento de incremento salarial, bono policial, dotación complementaria y bono de riesgo”, entre otras, pero hasta la fecha no les dan ninguna respuesta satisfactoria.

Cuando estaban ofreciendo la conferencia, desde las instalaciones de la Policía Ministerial llegaron marchando agentes de la UECS, quienes portaban cartulinas donde se solidarizaban con sus compañeros en paro de labores y anunciaron que si para el martes próximo no hay una respuesta favorable se van a sumar a ese paro de labores.

Dieron a conocer que son unos cien elementos en la UECS y que sus oficinas están en Chilpancingo y Acapulco y que se sumarían al paro de labores la próxima semana: “han reprimido a los compañeros con amenazas de que si nos unimos seremos  cambiados de adscripción o seremos  cesados”.

Le pidieron a sus compañeros que “dejen de lado el miedo, no peleamos por algo injusto, son prestaciones que hemos solicitado por escrito desde hace varios años y se hacen desentendidos”.

Te puede interesar

Guerrero a punto de pasar a semáforo verde

Este viernes el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que la calificación del semáforo epidemiológico para …