Inicio / La Grilla / Diputado pide disculpas por “espectáculo” en el Congreso

Diputado pide disculpas por “espectáculo” en el Congreso

El secretario de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Héctor Apreza Patrón, le pidió una disculpa a la población por el “vergonzoso y bochornoso” espectáculo que protagonizó el pleno de la 62 Legislatura en la sesión del jueves.

Consideró que todos los diputados, independientemente del grupo parlamentario al que pertenezcan, deben actuar y enviar un mensaje de seriedad porque de por sí, aceptó, “no tenemos buena imagen”, y advirtió que los responsables de la gobernabilidad en el Congreso son los legisladores de Morena, porque son mayoría.

Convocó a los diputados, especialmente a los coordinadores parlamentarios, a que “estemos siempre en nuestro lugar, que no hagamos bromas de nuestro trabajo en el Congreso, que estemos atentos a las votaciones (y) a las discusiones”.

“En la parte que me corresponde, ofrezco una disculpa al pueblo de Guerrero y pondré mi mejor esfuerzo para seguir orientando lo mejor posible los trabajos”, señaló Apreza este viernes en entrevista, en la que también alertó el tono amenazante que en la discusión del jueves utilizaron algunos diputados morenistas contra los del PRI y PRD.

En la sesión del jueves pasado, los diputados morenistas exhibieron una falta de coordinación, de atención al desarrollo de la sesión, división interna y desconocimiento de la Ley Orgánica que los rige.

La discusión surgió cuando se sometió a discusión el dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, que declaró improcedente la propuesta de reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo presentada a finales del 2018 por el diputado con licencia Pablo Sandoval Ballesteros, actual “superdelegado” federal en Guerrero, para reducir de 30 a 20 días el trámite para aprobar y emitir dictámenes en comisiones.

A favor del dictamen se pronunció el bloque de diputados del PRI y PRD, así como las representaciones del PT, PAN y MC, reuniendo 21 votos. En contra, 23 legisladores, los de Morena y una del PVME. En consecuencia, fue rechazado.

La diputada Verónica Muñoz Parra, presidenta de la Mesa Directiva, consultó si el dictamen regresaría a comisiones, pero ninguno de los diputados de Morena se pronunció al respecto, por lo que recurrió al artículo 270 de la Ley Orgánica que establece: “En el caso de que no sea probado en lo general un dictamen y no exista voto particular, se someterá a consideración del pleno si se devuelve a la Comisión respectiva; si la votación es afirmativa regresará a la Comisión para un nuevo análisis, si fuera negativa se desechará de plano y el presidente de la Mesa Directiva ordenará se archive como asunto concluido (…)”.

A favor de que el dictamen regresara a comisión votaron 19 votos, por 23 en contra, del PRI, PRD, PT, PAN y MC, por lo que el asunto fue desechado definitivamente, lo que causó reclamos y airadas acusaciones de los diputados de Morena, mientras la secretaria de la Mesa Directiva, la priista Aracely Alvarado González, manifestó que al momento votar no todos los legisladores morenistas se pusieron de pie, en votación económica, como prevé también la Ley Orgánica. Tras el resultado, la diputada Mariana García Guillén advirtió que abandonarían la sesión; sin embargo, no todos sus correligionarios obedecieron.

Al respecto, Héctor Apreza, aseguró que “hubo diputadas y diputados que no estuvieron al momento de la votación y (que) después llegaron (e) intervinieron sobre el tema en el que no habían estado”, en un “amplio afán de confrontación, de dividir al Congreso, de sembrar el odio y el rencor en el Congreso. Eso no abona a la reconciliación y al reencuentro entre los guerrerenses”.

Resaltó que ese tipo de actos “bochornosos” no deben replicarse y mucho menos la constante violación a la Ley Orgánica, como lo hicieron los de Morena. “Fue muy lamentable y vergonzoso ver cómo no se seguía el procedimiento marcado por la ley, cómo cada quien hacía lo que quería. Era absurdo, era grotesco”.

Agregó que es responsabilidad de los diputados actuar con seriedad y estar conscientes de que no siempre tendrán resultados a favor de sus propuestas. La fracción del PRI, dijo, acepta cuando los resultados no le favorecen, porque en un Congreso “se toman las decisiones por mayoría, no a gritos ni a sombrerazos”.

“Es verdaderamente grotesco, lamentable, bochornoso, vergonzoso lo que pasó”, aseveró, y advirtió el riesgo del rompimiento de la armonía con la que habían trabajado hasta ahora, con lo cual “se romperían acuerdos, formas de trabajo, y estaríamos cayendo en un Congreso autoritario, totalitario y no precisamente transformador”.

Te puede interesar

Priístas exigen renuncia de Alejandro Moreno, dirigente del partido

Militantes priistas de organizaciones adherentes exigieron este viernes la renuncia del dirigente nacional Alejandro Moreno, …