Inicio / Internacional / El COVID es mucho más letal en Brasil (y América Latina)… y nadie sabe por qué

El COVID es mucho más letal en Brasil (y América Latina)… y nadie sabe por qué

Frente a un aumento repentino de las infecciones por coronavirus, India es una vez más el hogar del segundo brote más grande del mundo, superando a Brasil después de que este último avanzó en marzo. Pero detrás de las sombrías maniobras estadísticas hay un enigma epidemiológico sobre por qué el país latinoamericano, al igual que toda la región, ha sido mucho más devastado por el patógeno.

En lo que respecta a la escala de las infecciones, las dos naciones coinciden de manera similar, con casos que rondan los 14 millones y hospitales desde Mumbai hasta Sao Paulo bajo una presión cada vez mayor a medida que las admisiones continúan aumentando. Pero es la divergencia en las muertes lo que tiene desconcertados a los científicos. Brasil, hogar de casi 214 millones, ha visto morir a más de 361 mil 800 personas a causa de COVID-19, más del doble de la cantidad de muertes en India, que tiene una población mucho mayor de mil 400 millones.

Si bien las muertes en India han comenzado a aumentar y amenazan con empeorar, la disparidad a nivel macro persiste y es emblemática de las diferentes formas en que la pandemia se está desarrollando en todas las regiones. Los expertos dicen que esto debe entenderse y decodificarse mejor para contener este brote mundial y evitar futuras crisis de salud pública.

Las tasas de muerte de COVID en el sur de Asia, incluida India, son consistentemente más bajas que los promedios globales, al igual que las de América Latina son consistentemente más altas, lo que obliga a los virólogos a ofrecer una serie de teorías sobre por qué COVID ha cortado una franja más mortal desde Brasil hasta Argentina.

“No comparamos manzanas con manzanas aquí, estamos comparando manzanas con naranjas”, dijo Bhramar Mukherjee, presidente de bioestadística de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan. Por ahora, ambos países presentan un “acertijo intrigante: un misterio epidemiológico que necesita a Sherlock Holmes o Miss Marple en acción”.

Brasil ha sido golpeado por múltiples olas que han matado a un número alarmante de sus ciudadanos y la semana pasada reportó un aumento récord en un día de 4 mil muertes relacionadas con el COVID-19. Mientras tanto, el aumento diario de víctimas de la India ha sido de alrededor de mil y muy por debajo del de la semana pasada. Las muertes en el país asiático como porcentaje de casos confirmados es de 1.2 frente a 2.6 en Brasil, según muestran los datos compilados por Bloomberg.

Variantes de COVID-19: ¿Es Brasil una amenaza para América Latina? | Las  noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 15.03.2021

Variación de edad

Múltiples factores podrían estar en juego en la brecha de fatalidades, incluidas las diferencias en la edad promedio: 26 años en India a 33.5 años de Brasil.

Los expertos han criticado durante mucho tiempo las estadísticas de muerte más amplias de la India, particularmente en sus zonas rurales del interior. Antes de la pandemia, aproximadamente una de cada cinco muertes no se informaba en absoluto, según Mukherjee. Pero eso no explica por qué la tasa de mortalidad de Brasil es más alta que la de las naciones occidentales que envejecen y que también se han visto muy afectadas por la pandemia.

“La tasa de mortalidad de Brasil es aún más impactante porque la población es mucho más joven que la de otros países, como los europeos”, dijo Alberto Chebabo, vicepresidente de la Sociedad Brasileña de Enfermedades Infecciosas.

El aumento de las tasas de infección y muerte se produce cuando el ritmo de las campañas de inoculación en cada país se ha acelerado en el último mes después de un comienzo inicialmente lento. India ha logrado administrar más de 114 millones de dosis de vacunas, en comparación con los 32 millones de Brasil, aunque este último ha inyectado una mayor proporción de su población.

La Embajada de Suecia en Bolivia y UNICEF unen esfuerzos para la respuesta  ante la pandemia del COVID-19 en cinco municipios

Inmunidad cruzada

Otras teorías detrás de la divergencia de muertes entre Brasil e India se centran en los diferentes entornos y experiencias de enfermedad de los dos países.

Algunos científicos dicen que la exposición generalizada a una variedad de enfermedades en la India puede haber ayudado a sus ciudadanos a desarrollar una resistencia natural contra los coronavirus como el COVID-19.

Shekhar Mande, director del Consejo de Investigaciones Científicas e Industriales de la India, se encuentra entre los que han examinado esta tendencia y son coautores de un estudio publicado al respecto. Su investigación encontró correlaciones en las que los ciudadanos de países con poca higiene tendían a lidiar mejor con Covid-19.

“Nuestra hipótesis, y esta es estrictamente una hipótesis, es que debido a que nuestras poblaciones están continuamente expuestas a muchos tipos de patógenos, incluidos los virus, nuestro sistema inmunológico no reacciona de forma hiperactiva a ninguna nueva variación que se presente”, dijo Mande en una entrevista. .

Muchos expertos reconocen que la genética o la inmunidad cruzada podrían estar en juego, ya que otros países del sur de Asia, incluidos Bangladesh y Pakistán, también han visto muchas menos muertes que Brasil.

Ese 87 por ciento de los brasileños viven en áreas urbanas, pero dos tercios de los indios viven en lugares rurales con más espacio y ventilación podría ser otra razón, según Mukherjee de la Universidad de Michigan.

Datos básicos que debes saber sobre el coronavirus y COVID-19 | Tecnológico  de Monterrey

Cepas mutantes

Luego está el hecho de que Brasil es donde se identificó una de las mutaciones de coronavirus más potencialmente mortales, la variante P.1, en diciembre. Junto con las variantes que se observaron por primera vez en Sudáfrica y el Reino Unido, los estudios sugieren que estas cepas son más contagiosas.

“La variante P.1 se ha extendido por muchas ciudades y estados de Brasil simultáneamente, lo que ha provocado un colapso del sistema de salud, lo que ha llevado a una tasa de mortalidad muy alta”, aseveró Chebabo de la Sociedad Brasileña de Enfermedades Infecciosas. Brasil está en una “tormenta perfecta”, agregó, con su falta de liderazgo político en la implementación de medidas efectivas como cierres, agravando la crisis de COVID.

La propagación rápida y sostenida de la variante en Brasil también le dio mayores dificultades a su sistema de atención médica, a diferencia de una pausa entre olas durante los últimos meses de 2020 en India, que ayudó a los hospitales y a los trabajadores de primera línea a recuperarse y a planificar el futuro.

“Estamos mucho mejor preparados para manejar esta ola de lo que estábamos antes de muchas, muchas maneras”, comentó Suneeta Reddy, directora general de Apollo Hospitals Enterprises en una entrevista. “Hemos aprendido los protocolos clínicos para tratar Covid. Podemos usar nuestros activos y camas de una manera mucho más rigurosa “.

India ahora podría estar enfrentando la perspectiva de un aumento de contagios impulsado por cepas mutantes peores que las de su primer brote, aunque es difícil de decir dado que la nación asiática había realizado únicamente la secuenciación del genoma para menos del 1 por ciento de sus muestras positivas para COVID.

El Covid-19, un reto para el cuestionado sistema de salud público de México

Complacencia primero, segunda ola después

La mala gestión y la fatiga por COVID también se han atribuido a la propagación desenfrenada y al aumento de las tasas de mortalidad en ambos países. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se ha opuesto durante mucho tiempo a los cierres, chocando con los gobiernos locales por las medidas de mitigación de la pandemia y ridiculizando el uso de máscaras.

Para India, una disminución de meses en las infecciones diarias desde el primer pico en septiembre, junto con el levantamiento de las restricciones a las reuniones públicas por parte de los funcionarios, alentó a la gente a bajar la guardia. Muchos también se volvieron indiferentes a los peligros de COVID después de ver que amigos y familiares con síntomas leves se recuperaban y los políticos ignoraban los protocolos de seguridad.

“Brasil es un completo desastre en términos de liderazgo político, e India se ha vuelto complaciente después de la disminución inicial de casos”, dijo Madhukar Pai, presidente de investigación de Canadá en epidemiología y salud global en la Universidad McGill en Montreal.

Coronavirus hoy: Brasil anuncia su primera vacuna propia y comenzará a  probarla en humanos ++ | Coronavirus | DW | 26.03.2021

Es demasiado pronto para decir si India puede seguir evitando el destino más letal de Brasil. Si bien algunas partes del país han impuesto cierres selectivos, se están llevando a cabo elecciones en cinco estados, con miles de votantes llenos de manifestaciones de campaña, junto con una peregrinación hindú de un mes que lleva a multitudes a las orillas del río Ganges.

Estos amenazan con deshacer los beneficios que pueden derivarse de la campaña de vacunación intensificada. Las muertes diarias en el país del sur de Asia ya se han más que duplicado a más de mil por día en la última semana, con crematorios en muchas áreas funcionando sin parar y los cuerpos amontonándose.

“Ambos países deben aumentar considerablemente su cobertura de vacunación y trabajar más duro para implementar otras medidas de salud pública”, dijo Pai. “Lo que importa es que cada país necesita trabajar mucho más para contener la epidemia”.

Te puede interesar

Taquero mexicano narra cómo ha vivido los mortales bombardeos en Israel

Cuando sonaron las sirenas en Jerusalén, por el ataque con misiles, Luis Cruz, propietario de …