Inicio / Faranduleando / El ‘sexting’ entre jóvenes: por qué lo hacen y cómo detenerlo ya

El ‘sexting’ entre jóvenes: por qué lo hacen y cómo detenerlo ya

Spread the love

¡Ponte las pilas y bien atenta! El mundo virtual representa terribles riesgos para nuestros hijos. Y es que prácticas como el sexting, donde acostumbran tomarse fotografías de contenido sexual y de desnudos, o en donde suelen enviarse mensajes con el mismo tono, se han vuelto una moda entre los adolescentes. Aunque tú pienses:

“mi hijo(a) sería incapaz de hacer algo así”, recuerda que la tecnología, la curiosidad y la tentación son una muy mala combinación en manos de chicos tan jóvenes.

Con un simple teléfono móvil y un simple clic se ponen a la orden de depredadores sexuales, de extorsionadores, del ciberbullying y del hostigamiento. Pon atención a los focos rojos y supervisa las redes y teléfonos móviles de tus hijos. ¡No es invasión, es prevención!

Cuando se trata de modas para encajar socialmente, o para sentirse populares, o para llamar la atención, nuestros hijos adolescentes pueden hacer cosas sin pensar en los efectos. Gran parte de las consecuencias están relacionadas a la depresión e incluso a episodios de ansiedad como resultado del ciber acoso o de la extorsión. Es increíble el peligro que corren, pero ellos no están conscientes hasta que se ven enredado. Por ello más vale prevenir que lamentar.

Causa: Buscan aumentar su popularidad y aceptación, por lo que se sienten presionados a hacerlo.

De acuerdo a algunas investigaciones, la presión social juega un papel fundamental ya que para sentir que pueden pertenecer a un grupo, piensan en que es más fácil hacer “lo que los demás hacen” que tener que lidiar con el bullying o con el hecho de sentirse excluidos.

Estrategia: Enseña a tu hijo adolescente a enfrentar la presión social y entrénalo a decir “no”.

El camino para evitar la presión social es que pidas sus opiniones, escuches sus razones cuando te cuestionan —aunque no estés de acuerdo— y que valides sus sentimientos. De esta forma sabrán que pueden decir “no” y aún así seguirán siendo amados y aceptados.

Causa: Creen que nada malo va a pasar y lo toman como un juego de curiosidad sin pensar en consecuencias.

A esta edad, tus hijos aún no tienen el criterio suficiente para premeditar en efectos. Están viviendo experiencias por primera vez y no tienen un mapa previo. Incluso, aún no termina de desarrollarse la corteza prefrontal del cerebro, esa es la que nos da juicio y capacidad de controlar impulsos.

Estrategia: Revisa sus redes, las fotografías guardadas en el móvil ganándote su confianza.

Muchos adolescentes se enojan cuando sienten invadida su privacidad y no se trata de que seas una madre controladora. Tú eres su corteza prefrontal en esta época del desarrollo. De tu criterio y juicio depende el suyo, pero debes hacerlo fomentando la confianza y haciendo acuerdos.

Causa: Muchos chicos piden fotos y envían fotos como una prueba de lealtad y de amor.

Tanto si tu hijo o hija es quien pide una foto o si es quien decide enviarla, en ambos casos hay una falta de respeto a la intimidad propia y del otro. El respeto al cuerpo comienza por el propio cuerpo.

Estrategia: Enséñales la importancia del respeto a la intimidad y no tengas tabúes para hablar con ellos sobre sexualidad.

La educación sexual comienza en casa y con la confianza y apertura que observe en ti. Recuerda que lo prohibido llama más la atención. Si los guías en estos temas, y eres enfática en el respeto, notarán que el respeto al cuerpo nada tiene que ver con lo prohibido.

Causa: Confían demasiado y nunca consideran la posibilidad de traición.

Es una edad donde las traiciones entre amigos se dan debido al sentido de pertenencia y la competencia. Los vínculos son muy vulnerables y dependen de la aceptación. En este caso la rivalidad, la envidia o la necesidad de poder, no respetan lealtades.

Estrategia: Háblales sobre la traición, el acoso y la viralización buscando un caso real.

Para la prevención, busca casos de sexting donde la viralización fue hecha por alguien de confianza. Si puedes, intenta contactar a la persona que lo padeció para que pueda explicarle de propia voz a tus hijos, las terribles consecuencias que le trajo a su vida.

Causa: Porque en la euforia de alguna fiesta o bajo la influencia del alcohol toman una mala decisión.

Si en la normalidad tienden a dejarse llevar por los impulsos, ¡imagínate si están con las endorfinas al tope o en un estado alterado de conciencia por efecto del alcohol! Además, tienen las hormonas al tope y la curiosidad sexual no tiene límites cuando están en este estado.

Estrategia: Habla sobre los riesgos del alcohol y las drogas y sé enfática con los límites predicando con el ejemplo.

Está comprobado que las relaciones sexuales de alto riesgo en el adolescente se dan bajo los influjos del alcohol. Pierden total control de sus decisiones e incluso pierden capacidad para poner o ponerse límites. Hay vulnerabilidad ante el abuso.

Causa: Comparten los videos por entretenimiento porque no tienen empatía con el otro.

Recuerda que el cerebro de tu hijo adolescente aún está en desarrollo y aún no logra alcanzar la capacidad de ponerse en los zapatos de la otra persona, por lo que su único interés radica en desarrollar autoconfianza a partir de la aceptación de otros sin importar por encima de quien.

Estrategia: Desarrolla la empatía en tus hijos para que no participen en la difusión.

Has uso de películas a manera de experiencia pedagógica, háblales de casos personales donde sentiste la falta de empatía de alguien hacia ti y las consecuencias que eso trajo en tu personalidad. Haz preguntas como: ¿Qué crees que esté sintiendo? ¿Qué sentirías tú en su lugar?

Causa: Las chicas adolescentes rivalizan con otras por atraer la atención de los chicos.

Según algunos sexólogos, las chicas están más dispuestas a coquetear y ser aceptadas desde esta práctica a diferencia de los varones que son más receptores. En ese momento, lo que más les preocupa a las chicas es ganar la competencia con otras chicas por la atención de los varones.

Estrategia: Pon un control parental en internet, y supervisa las fotos de tus hijas y conoce el tipo de conversaciones que tienen con sus amigas.

No puedes dejar a tus hijas al libre albedrío de elegir en Internet. Aún no tienen la madurez suficiente para ponerse límites y su curiosidad es más grande que nada. Necesitas buscar ayuda tecnológica y poner candados o restreos además de revisar continuamente sus redes.

Causa: Porque las chicas se sienten halagadas por su cuerpo y los chicos se sienten muy masculinos.

Las chicas se sienten reconocidas y ganadoras en la competencia con otras y los chicos se sienten muy masculinos y sobre todo poderosos ante el resto de sus amigos. Es ahí donde pueden perder la empatía y viralizar el video con tal de mostrar sus dotes de conquistadores.

Estrategia: Coméntales el hecho de que el sexting es un delito considerado como pornografía infantil.

Es muy importante que tus hijas y tus hijos estén conscientes de que el sexting en menores es considerado un delito. Esta realidad los llevará a evitar sentirse parte de algo que va mucho más allá de la curiosidad y que incluso representaría un problema legal.

Causa: Porque lo utilizan como un acercamiento al “sexo seguro“.

Muchas veces esta práctica los guía a la masturbación y a la experiencia de nuevas sensaciones sin el riesgo de contraer ninguna enfermedad de transmisión sexual o sin riesgo de embarazo. Sin embargo, se exponen a otras cosas que no toman en cuenta.

Estrategia: Hazle saber que también es una exposición insegura de su intimidad en las redes.

Una fotografía o una conversación sexualmente explícita representa el riesgo de que circule por las redes y que sea mal utilizado. De nuevo, es importante que les muestres casos reales que los lleven a tomar conciencia de la realidad

Causa: Se sienten presionados a seguirlo haciendo porque están amenazados o son chantajeados.

Puede que hayan caído en la tentación de hacerlo una primera vez y como consecuencia el chantaje ya sea del chico o de los amigos, implica un compromiso de seguirlo haciendo con la amenaza de difundir si no lo sigue haciendo.

Estrategia: Si tu hijo o hija fue víctima de viralización de fotos o videos, apóyalo y hazle saber que cuenta contigo.

No es que aplaudas su conducta, pero debes comprender que tu hijo o hija ya la están pasando bastante mal y tú eres su único apoyo. Habla con sus maestros y directores del colegio y busca alternativas de solución para que sepa enfrentar el posible acoso o juicio de sus compañeros. Sé su sustento emocional.

Te puede interesar

Pulpo reversible aparece en capítulo de Los Simpson de 1998 (+video)

Spread the love Los Simpson lo hicieron otra vez y como si fuera predicción, en …