Inicio / La Grilla / En Iguala no hay presencia de la Guardia Nacional: alcalde Jaimes

En Iguala no hay presencia de la Guardia Nacional: alcalde Jaimes

Chilpancingo, Gro.  Tras señalar que Iguala y sus habitantes no tienen la culpa del caso Ayotzinapa, el alcalde de este municipio, Antonio Jaimes Herrera, desnudó ante diputados locales la inoperancia de su Policía Preventiva, la inutilidad del C-4 y le reprochó al gobierno federal la falta de coordinación en materia de seguridad, incluidas con las fuerzas armadas e incluso la recién llegada Guardia Nacional, con su gobierno.

Reveló que ni la Guardia Nacional ha desplegado su presencia operativa en esa ciudad, que en septiembre 2014 alcanzó notoriedad internacional tras el ataque dirigido a estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Los señalamientos fueron hechos este viernes al comparecer ante diputados de la Comisión de Justicia y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, como lo hicieron también, por separado, sus homólogos de Taxco, Marcos Efrén Parra Gómez, y de Chilapa, Jesús Parra García, en las cuales estuvo presente el secretario de Seguridad Pública del gobierno estatal, David Portillo Menchaca.

Cinco años después de acontecidos los trágicos hechos en Iguala, el Poder Legislativo de Guerrero organizó la comparecencia de los alcaldes para conocer el estado que guardan sus fuerzas de seguridad pública, y evitar que se presenten hechos similares, con base a la recomendación 15V/2018 que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en relación al caso Ayotzinapa, cuyo saldo fue de tres normalistas asesinados y 43 desaparecidos hasta la fecha.

En su intervención, el morenista Jaimes Herrera dijo que al concluir su primera gestión como alcalde de Iguala (2005-2008), dejó 450 elementos certificados, pero que en este nuevo gobierno encontró sólo 64, pero desarmados y sin vehículos, y acusó que “muy poco hizo la administración pasada por la certificación”.

Señaló que hasta la fecha han recuperado 47 armas largas, pero restan 187 cortas y 2 largas más que desde esos hechos están retenidas por la Fiscalía General de la República, igual que 19 vehículos oficiales e incluso las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

“El C-4 de Iguala es inoperante y lo único que hace es dilatar el servicio de emergencia. La Policía de Iguala no tiene ni radios de comunicación, un policía no puede estar agarrando un celular cuando esté en emergencia”, fustigó, y denunció que los cuerpos de seguridad del gobierno federal no tienen coordinación con el suyo y que, si no fuera por el respaldo que le ha brindado el gobernador Héctor Astudillo Flores, con el envío de la Policía Estatal, “no tendríamos policía”.

Luego Jaimes Herrera indicó que al municipio llegó un grupo especial de la Policía Federal, pero que está más enfocado y comprometido con los trabajos de búsqueda que realizan los integrantes del colectivo “Los otros desaparecidos,  para exponer enseguida que esa falta de coordinación se podría subsanar si les abren las puertas del C-4.

Acusó: “Llegaron 120 elementos de la Guardia Nacional, pero sólo ocupan Iguala como una base, no como un área de operación directa”. Se quejó también que ni la Secretaría de la Defensa Nacional le ayudó con la instalación de retenes en las cuatro entradas y salidas a Iguala, argumentando falta de personal.

En síntesis, refirió que el problema de seguridad de Iguala es por falta de coordinación institucional con los cuerpos de seguridad del gobierno federal, y aunque precisó que han logrado frenar los delitos de secuestro y la extorsión, reconoció que el asalto a mano armada y el robo de vehículos ha repuntado considerablemente.

Pese a que Iguala fue el escenario del ataque armado perpetrado en septiembre del 2014 contra estudiantes de la Normal de Ayotzinapa por presuntos policías municipales al servicio del grupo delictivo “Guerreros Unidos”, el edil Jaimes Herrera concluyó en que carece de un cuerpo policíaco que coadyuve en el cumplimiento de la recomendación 15VG/2018 de la CNDH.

“Iguala no es culpable de lo que haya pasado, y muchos los igualtecos”, dijo, y consideró que el caso afectó drásticamente el desarrollo económico del municipio, “por eso vengo como alcalde a defender a los igualtecos porque también se les ha estigmatizado”.

Cabe mencionar que el alcalde de Cocula, Carlos Alberto Duarte Bahena, no compareció porque se reportó enfermo. Pero los de Taxco y Chilapa, Marcos Efrén Parra Gómez y Jesús Parra García, coincidieron también en que sus policías necesitan reforzarse con más personal, con armas, equipos y tecnología.

Estas comparecencias continuarán el jueves 15 de agosto con la asistencia de cinco alcaldes. 

Te puede interesar

Beatriz Mojica: Me gustaría gobernar Guerrero, pero el pueblo será quien decida

“Me gustaría gobernar Guerrero, el pueblo será él quien decida”, dijo Beatriz Mojica Morga. La …