Inicio / La Grilla / “Estoy en paz”, dice Ángel Aguirre en torno al caso Ayotzinapa

“Estoy en paz”, dice Ángel Aguirre en torno al caso Ayotzinapa

Spread the love

“Estoy en paz”, dijo el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero al referirse al desalojo del 12 de diciembre de 2011 en la Autopista del Sol, en el que murieron dos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa y el empleado de una gasolinera, además de que cinco sufrieron heridas de bala y nueve fueron victimas de tortura.

En una publicación colocada en redes sociales, Aguirre Rivero manifestó que no está de acuerdo con los resultados de la investigación relacionada con el asesinato de los normalistas Gabriel Echeverría de Jesús y Alexis Herrera Pino, pero también se deslinda del desalojo, bajo el argumento de que solo una mente perversa pudo ordenar que los policías llevaran armas de fuego.

El ex mandatario estatal colocó un comentario en el que responde a la movilización que estudiantes, padres de los 43 y activistas de diferentes organizaciones sociales realizaron en la capital del estado la jornada del jueves, en el que le adjudicaron la responsabilidad de los hechos.

“Hace 8 años sucedió una de las peores tragedias de nuestro estado. Dos estudiantes de Ayotzinapa y un trabajador de una gasolinera perdieron la vida frente al Parador del Marqués, en Chilpancingo. Éste último ofrendó su vida en aras de evitar una tragedia mayor”.

Dijo que hasta ahora, “nadie está satisfecho con los resultados de la investigación. La sensación de impunidad ofende y daña a todos”.

Durante la marcha del jueves, los manifestantes exhibieron dos monigotes a los que en la parte final prendieron fuego, uno de ellos tenía pegada la fotografía del mandatario estatal y mostraba la leyenda “asesino”.

En una aparente respuesta a dicha imputación, el ex mandatario publica lo siguiente: “Por mi parte, reitero lo que siempre he dicho: nunca ordené un operativo mediante el uso de armas de fuego, lo cual sí ocurrió y estuvo fuera de protocolo”.

En esa parte hace la siguiente acusación: “Sólo una mente enferma y perversa podría instruir una acción de disparar a los normalistas, como desgraciadamente ocurrió”.

Asume que no se sabe quien dio la orden, pero infiere que la indicación solo pudo surgir de “Mentes malévolas serían capaces de eso y más”.

Sin hacer una acusación concreta, Aguirre asegura que la orden de enviar personal armado a la autopista para encarar a los normalistas tenía la pretensión de generar inestabilidad a su gobierno, cuando prácticamente estaba comenzando.

Sostiene que hacía pocos meses que había rendido protesta como gobernador, de tal suerte que no existe explicación lógica para que como titular del Ejecutivo local promoviera un acto que califica como deleznable, sobre todo porque las cosas marchaban “razonablemente bien”.

También cuestiona: ¿Quién llevó a esos jóvenes como carne de cañón para desestabilizar al estado?
Hace votos porque un día se conozca de donde surgió la orden y también habla de cual es su estado de ánimo en torno al caso: “Por mi parte estoy en paz, porque nunca ordené una acción que va en contra de mis principios”.

Te puede interesar

Transportistas analizan aumentar tarifa de pasaje en Guerrero

Spread the love Ante el incremento de casi dos pesos al litro de la gasolina …