Inicio / Internacional / Italia pide a la UE que acoja a 450 migrantes rescatados en el Mediterráneo

Italia pide a la UE que acoja a 450 migrantes rescatados en el Mediterráneo

Spread the love

 Malta ha aceptado acoger a medio centenar de personas a bordo de dos buques en busca de un puerto seguro

Italia ha pedido este sábado a los países de la Unión Europea que acojan a 450 migrantes que esperan en dos barcos militares tras ser rescatados en el Mediterráneo central. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha asegurado que Francia y Malta recibirán a 100 de los migrantes, que permanecen a la espera de poder desembarcar en un puerto seguro. Francia se ha comprometido a recibir a 50 y Malta, a los restantes, según Conte, quien ha informado de que ha enviado una carta a los 27 jefes de Estado o de Gobierno de la Unión Europea, aludiendo a las conclusiones del Consejo Europeo de finales del mes de junio. El primer ministro ha avanzado que “pronto se sumarán otros países europeos” a la acogida de las personas rescatadas.

Los 450 migrantes partieron en la mañana del viernes en una barcaza desde la costa libia —presumiblemente del puerto de Zuara, cercano a la frontera tunecina— y han sido evacuados cerca de la isla de Lampedusa este sábado por una nave de la Guardia de Finanza italiana (policía fiscal) y otra de la marina británica, el Protector. Allí se encuentran a la espera de ser acogidos, tras un nuevo pulso entre Malta e Italia, que este sábado se habían negado a recibir a los migrantes. Fuentes de Frontex aseguran que la nave británica, con 185 migrantes a bordo, planea dirigirse al puerto de Pozzallo (Sicilia), por orden exclusiva de sus superiores en Gran Bretaña. El Centro Internacional de Control de la agencia comunitaria que controla la operación de vigilancia Themis (antigua Tritón), informado de las intenciones del buque militar británico —que no forma parte de Frontex al no estar financiado al 80% por la agencia—, ha sugerido al Protector que espere fuera del puerto a la espera del visto bueno de las autoridades italianas.

Para el primer ministro italiano, el compromiso de acoger a los migrantes “es un resultado importante” que confirma que “finalmente Italia empieza a ser verdaderamente escuchada” en materia de inmigración, pues pide a Europa que acoja a más solicitantes de asilo, tras años de llegadas masivas. En este sentido, Conte ha enviado una carta al resto de socios de la UE, publicada en Facebook,para pedir que se apliquen las conclusiones del Consejo Europeo de finales de junio, “que prevén la plena implicación de todos los países” en este tema. “Aludiendo a estos principios, les he pedido que se hagan cargo de una parte de estos últimos migrantes”, ha referido Conte. En la carta, el primer ministro avanza que Italia también acogería una parte de estos migrantes. El primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha confirmado ñla recepción del medio centenar de migrantes. “Malta no solo pide, sino también ofrece su solidaridad”, ha dicho en su cuenta de Twitter.

De los 450 rescatados, 266 han sido evacuados a la nave italiana Monte Sperone y otros 176, a la patrullera Protector del ente europeo, según fuentes del Gobierno italiano. Según fuentes de Frontex, sin embargo, en el buque británico habría 185 personas. Además, ocho migrantes —niños y mujeres, entre ellas, una embarazada— han sido trasladados a Lampedusa para que les sea proporcionada asistencia médica, ya que algunos presentan graves signos de desnutrición, según han informado los medios locales.

Por el momento se desconoce dónde desembarcarán todos los migrantes restantes. La Valeta ha explicado en un comunicado que recibió la notificación de la presencia de la barcaza cerca de sus costas, pero que esta se encontraba 53 millas náuticas (unos 98 kilómetros) más cerca de Lampedusa que de Malta (a 110 millas náuticas, 203 kilómetros). El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, avanzó en la tarde del viernes que no permitiría que la barcaza llegara a ningún puerto italiano. Posteriormente se ha sabido que Malta está dispuesta a acoger a 50 migrantes, según lo avanzado por Conte.

El primer ministro italiano ha mantenido este sábado una “larga y cordial” conversación telefónica con Salvini para abordar esta cuestión, y son tres las “hipótesis” que se barajaban, según han explicado fuentes gubernamentales. En primer lugar, Conte se planteaba pedir la “reubicación inmediata” de los 450 migrantes en otros países de la Unión Europea, y con ese fin tiene previsto escribir al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y al del Consejo, Donald Tusk. Parece que esta es la opción que va a consolidarse. Va en la línea de lo reclamado por Italia a la UE en materia migratoria (mayor reparto de la solidaridad) y tiene como precedente más próximo el caso de la nave Lifeline,acogida en Malta, cuyos 230 rescatados fueron repartidos posteriormente en nueve países.

Otra alternativa que se barajaba, y sobre la que han hablado Conte y Salvini, es la de mantener a los migrantes a bordo de las dos embarcaciones militares hasta que se les identifique y se tramiten sus eventuales solicitudes de asilo, evitando así su desembarco en el país. Por último, también se había planteado la posibilidad de contactar con las autoridades de Libia “para un eventual regreso”, a pesar de que los distintos organismos que operan en ese Estado fallido norteafricano lo describen como un infierno a causa de la violencia y las mafias.

Derechos Humanos

En 2012, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó en 2012 a Italia por expulsar a Libia a 200 migrantes, violando así varios artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que impide repatriar a las personas cuando haya riesgo de que puedan ser torturadas a su regreso.

Ante la situación de los 450 migrantes, la ONG Médicos Sin Fronteras ha pedido al ministro de Infraestructuras italiano, Danilo Toninelli, su desembarco inmediato “en puerto seguro” y zanjar “los pulsos a costa de la seguridad de las personas”.

La política de Salvini, líder de la ultraderechista Liga, tiene como objetivo acabar con las llegadas masivas de migrantes desde el norte de África y, para ello, no le tiembla el pulso en sus decisiones. Ha cerrado sus puertos a las naves de las ONG que salvan vidas en el mar, a las que acusaba de favorecer con su presencia el fenómeno migratorio. Todo, a pesar de que el número de llegadas se ha reducido. En lo que va de año, hasta el viernes, desembarcaron 17.168 inmigrantes, un 80,16% menos que los 86.520 del mismo periodo del año anterior, según datos del Ministerio del Interior.

Te puede interesar

Maduro afirma que Venezuela ha creado molécula que elimina “al 100%” el Covid-19

Spread the love Entre risas, pero sin mostrar ningún tipo de prueba, el presidente venezolano, …