Inicio / Deportes / La revancha de los Guerreros

La revancha de los Guerreros

Spread the love

Santos no tenía presupuestado el alcance que ha logrado en el Clausura 2018. Los Guerreros están a noventa minutos de acceder a la Final del torneo, a la espera de consagrar un marcador de 4-1 conseguido en Torreón, ante el América. Sin embargo, las expectativas no eran precisamente las de pelear tan directo por el campeonato y es que, a lo largo del último año, los verdiblancos se han armado para sostener el proyecto, empezando desde el timón, con Robert Dante Siboldi, que llegó en relevo de José Manuel de la Torre, como un interino durante el semestre anterior y terminó por convencer a la directiva de Alejandro Irarragorri.

Siboldi tenía varios años dentro de las fuerzas básicas de Santos Laguna, donde había tomado el timón en un par de ocasiones, pero siempre con el tiempo como límite. Hace unos meses, después de hacerse cargo durante ocho encuentros de la dirección técnica de los Guerreros, con un saldo de solo dos derrotas, la directiva apostó por él. El cuadro de la Laguna recuperó conceptos con su presencia en el banquillo, comenzando por el respeto al TSM, donde era casi un hecho que los triunfos estaban de su lado. Este semestre, terminaron en el cuarto puesto general, con 29 unidades.

La calidad de Siboldi parece estar comprobada, con resultados que ya respaldan su gestión y el armado de un grupo que, pese a ciertas carencias, hoy lo tiene muy cerca del campeonato. Como ocurrió con Dante, la plantilla de los Guerreros tiene en su columna vertebral una esencia de revancha, a varios elementos que en su momento cobraron protagonismo en la Liga MX, pero que atravesaron por diversas situaciones que la pusieron a la baja. La lista comienza con Jonathan Orozco, el cancerbero verdiblanco. Con 31 años, el guardameta salió a finales del 2016 de Monterrey, equipo formativo y donde le tocó vivir gran cantidad de satisfacciones.

Jonathan Orozco abandonó el Barrial en medio de críticas, ya que ese semestre terminó compitiendo mano a mano, literal, con el ecuatoriano Alexander Domínguez, portero que llevó Antonio Mohamed a Rayados, debido a las dudas que Jona le generaba. Santos representaba una nueva oportunidad. Y sí, a base de buenas actuaciones, como ante las Águilas en la ida de las semifinales, en la que fue factor para los Guerreros, el regiomontano ha vuelto a ser considerado uno de los mejores en su posición. En la vuelta de esta llave, los reflectores también apuntarán a él y más, con el ataque insistente del América.

Procedentes de Pumas, recalaron en diferentes tiempos Javier Cortés, primero y después, Gerardo Alcoba. El mediocampista lo hizo en un intercambio por Néstor Calderón, que había sido campeón con Chivas, a préstamo. En Universidad Nacional había pasado a ser un elemento secundario, donde no era tomado en cuenta por Francisco Palencia; en esta Liguilla, ha vuelto a tener la relevancia de antaño. Del defensor central, llegó apenas en diciembre, cuando sorpresivamente lo dieron de baja en CU. Era el capitán de los felinos, cuando lo contrataron en Torreón. Ha suplido a la perfección a Néstor Araujo.

Del mediocampo, también para el Clausura 2017 llegó Osvaldo Martínez a las filas de Santos Laguna. El paraguayo salió del América a la baja, incluso entre polémicas, sin ser considerado por Ricardo La Volpe, entrenador en curso, en los últimos encuentros del torneo. Ya se conocía su calidad, su capacidad con la pelota, pero a lo largo de este torneo, su injerencia en el terreno de juego ha sido máxima, sobre todo en ofensiva: una anotación y seis asistencias componen su historial. Gran parte del juego en ataque pasa por los botines del dorsal ’10’ y Siboldi lo sabe, por lo que delega en él responsabilidades mayúsculas.

En el receso invernal Santos apostó por José Juan Vázquez, un contención de calidad comprobada en el balompié mexicano y desperdiciado por Chivas, que sin mayor conflicto lo intercambio por los juveniles Gael Sandoval y Ronaldo Cisneros. Casi en el cierre del semestre, los dos inexpertos no registraron tanta actividad, mientras que el Gallito ha consumido todos los minutos posibles, además de tener el porcentaje más alto de efectividad en pase (87 por ciento); fue señalado por distintos especialistas, a lo largo de la fase regular, como el mejor volante defensivo del Clausura 2018. En la Liguilla lo ha refrendado.

Como el mejor acompañante a Djaniny Tavares y Julio Furch, Brian Lozano ha cobrado relevancia. Sus cambios de ritmo y constantes compenetraciones con los compañeros inmediatos le ha convertido en un dolor de cabeza para las zagas que le toca enfrentar; lleva cuatro anotaciones y ha transitado de titular a recambio, es un comodín para Siboldi. La relevancia de su juego enaltece aún más su llegada, pues se dio en un intercambio, en su momento, por Carlos Orrantia. Desde su arribo al timón, el propio Robert Dante apostó por él, generando incluso un estilo de juego en el que pudiera adecuarse. El éxito los ha acompañado.

 

Te puede interesar

Los Dodgers ganaron su séptima Serie Mundial con poder mexicano

Spread the love La Serie Mundial 2020 ha terminado y tenemos un nuevo campeón en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.