Inicio / Deportes / México 1970 cumple 50 años siendo el mejor Mundial de todos los tiempos

México 1970 cumple 50 años siendo el mejor Mundial de todos los tiempos

Cinco décadas y 12 campeonatos más tarde, el Mundial de México 1970 sigue siendo considerado por muchos como la mejor edición del torneo más importante de este deporte. Se cumplen 50 años del duelo de apertura entre ‘El Tri’ y la Unión Soviética aquel 31 de mayo en el Estadio Azteca. Un encuentro que dio inicio a una Copa del Mundo revolucionaria y que cambiaría para siempre la magnitud del evento.

Por primera vez en la historia FIFA entregaba la sede a un país fuera de Europa y Sudamérica. México venia de organizar los Juegos Olímpicos de 1968 y se cuestionaba se sería capaz de dirigir en solo dos años otro evento de tal magnitud. Después de las reuniones entre el Comité Olímpico Internacional y el máximo ente del fútbol, se decidió que justamente por contar con toda la infraestructura de los JJ.OO, México estaba más preparado para acoger la cita que el que era su rival en cuanto a candidatura, Argentina. La decisión haría a los mexicanos convertirse en la primera nación en organizar unos Juegos Olímpicos y una Copa del Mundo de manera consecutiva.

Era la sexta vez que México y la Unión Soviética se enfrentaban. A la victoria de los europeos en Kirov por 2-0 en 1967 le siguieron cuatro empates en tierras aztecas. El entrenador Raúl Cárdenas eligió para la apertura a Ignacio Calderón, el capitán Gustavo Peña, Mario Perez, Guillermo Hernández, José Vantorlá, Javier Guzmán, Héctor Pulido, Mario Velarde, Horario López Salgado, Javier Valdivia y Javier Fragoso.Se tenían grandes expectativas en cuanto a los soviéticos.

En los mundiales de Suecia 58 y Chile 62 consiguieron llegar a cuartos, mientras que en Inglaterra 66 se quedaron con el cuarto lugar. Una selección campeona de Europa en 1960 y que siempre había alcanzado las semifinales en el torneo continental. El mítico Lev Yashin ya no ocuparía el arco, pero el once elegido por Gavril Kachalin con Anzor Kavazashvili, Vladimir Kaplichni, Evgeni Lovchev, Gennadi Logofet, Albert Shesternyov (capitan) , Kakhi Asatiani, Vladimir Muntyan, Viktor Serebryanikov, Anatoly Bishovets , Gennadi Yevryuzhikhin y Givili Nodiya, partía como favorito en la apertura.

En medio de una fiesta nacional y ante más de 107.000 espectadores, el árbitro alemán Kurt Tschenscher daba inicio a la novena edición de la Copa Jules Rimet. Era la primera vez que el torneo sería transmitido en directo y a color vía satélite. Se eligió como horario las 12.00 del mediodía con el fin de llegar a los hogares europeos y hacer aun más internacional el certamen. Varias selecciones del viejo continente se quejaron por esto, ya que a esa hora se alcanzaban hasta 40 grados de sensación térmica en el césped.

pesar de toda la expectativa el encuentro no paso del 0-0. Aunque la fiesta había estado en las tribunas, aquel México vs Unión Soviética sí pasaría a la historia. En el minuto 46 Antoli Pusatch se convirtió en el primer jugador de campo en sustituir a un compañero en la historia de los mundiales. Hasta ese entonces, FIFA solo permitía cambiar al portero en caso de que este estuviese lesionado, por lo que la salida de Serebryanikov por su compatriota era la primera sustitución táctica que se veía en la Copa del Mundo. Givili Nodiya también entraría en los libros de récords al ser el primer jugador amonestado en la historia del torneo. Una entrada por detrás a Javier Valdivia le valió la primera tarjeta amarilla registrada en un Mundial. El juego violento visto en Inglaterra 66 obligó a la FIFA a implantar para México 70 el sistema de tarjetas que conserva el fútbol en la actualidad.

Te puede interesar

América y Cruz Azul recibirían aficionados hasta Liguilla

Poco a poco los clubes de la Liga MX piensan en el regreso gradual a …