Inicio / Internacional / Niña murió de hambre tras ser torturada por sus padres

Niña murió de hambre tras ser torturada por sus padres

Spread the love

Una niña de 10 años de Misuri, Estados Unidos, murió de hambre tras ser maltratada y torturada por sus padres. Estaba tan demacrada que un detective dijo que parecía “una víctima del Holocausto”.

La niña, identificada en los registros judiciales como JAA, murió el 3 de octubre. Si bien aún no se ha determinado la causa de la muerte, las condiciones en que encontraron su cuerpo hablan de maltrato e inanición.

Randall y Susan Abney, de Salem, los padres adoptivos de JAA, han sido acusados de abuso o negligencia de un menor que resultó en muerte y están encarcelados con una fianza de 500 mil dólares.

Un forense adjunto del condado de Dent dijo que la niña pesaba solo 17 kilogramos, incluyendo el peso de una bolsa para cadáveres, una manta y el equipo médico adjunto. Por lo general, una niña de 10 años pesaría de 32 a 34 kilogramos, según los registros judiciales.

Un médico que intentó resucitar a la niña después de que colapsó, dijo que estaba tan deshidratada que no podía sacar sangre. El sargento. Matt Atkinson, detective de la Oficina del Sheriff del condado de Dent, escribió en la declaración de causa probable.

“Mi primera … impresión de ver el cuerpo de JAA fue que parecía una víctima del Holocausto “, escribió. Añadió que estaba tan delgada que se le podían ver los huesos. Además, estaba llena de moretones.

La declaración de causa probable también dice que las autoridades encontraron un candado para niños en el refrigerador en la casa de la pareja.

El documento dice que durante una entrevista con la policía, Randall Abney le dijo a la policía que la niña estaba demacrada porque decidió no comer y que lo hacía periódicamente.

Los investigadores encontraron dulces y galletas en un mueble en el dormitorio de los padres.

Cuando se les cuestionó el motivo por el cual la menor no fue llevada a un doctor ante los problemas de salud que estaba manifestando, Susan Abney respondió “que no sabía”.

JAA fue adoptada por los Abney en 2013, cuando apenas tenía 3 años. Actualmente estaban criando a 12 o 13 niños más.

La muerte de la niña hizo que la comunidad de Salem se reuniera en las calles para recordar a la pequeña y para protestar en contra del abuso y el maltrato infantil. También para exigir a las autoridades que se le haga justicia.

Te puede interesar

(video) ¡Sin pantalones! Así captaron a magistrado en plena sesión virtual en Brasil

Spread the love No cabe duda que la falta de costumbre en el manejo de …