Inicio / Salud / OMS pide aumentar producción de dexametasona para frenar COVID-19

OMS pide aumentar producción de dexametasona para frenar COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió que se aumente la producción de dexametasona y se “distribuya rápidamente en el mundo entero”, medicamento que ha mostrado ser eficaz para tratar a los enfermos más graves de COVID-19.

El próximo desafío es incrementar la producción y distribuir dexametasona de manera rápida y equitativa en todo el mundo, poniendo el foco en donde más se necesita”. Tedros Adhanom, director general de la OMS

El titular de la OMS agregó que se trata de un fármaco económico y “existen numerosos fabricantes de dexametasona en el mundo” que pueden realizar la producción y abastecer a los países más necesitados.

Los estudios de la dexametasona
Los primeros resultados del ensayo clínico británico Recovery, publicados la semana pasada, muestran que la dexametasona reduce en un tercio la mortalidad entre los pacientes más graves del nuevo coronavirus (COVID-19).

Este medicamento es el primero que ha demostrado una mejora entre los enfermos de nuevo coronavirus, en un momento en el que aún no existe ninguna vacuna. Ya se usa en muchas indicaciones por su potente efecto antiinflamatorio.

A member of the medical staff clad in protective gear prepares to give an infant the Bacillus Calmette–Guérin (BCG) vaccine for tuberculosis at a community health centre in Banda Aceh on June 15, 2020. – In the worldwide battle against COVID-19, it was reported in May that scientists were investigating whether a century-old tuberculosis vaccine might offer some additional protection against the novel coronavirus. But the World Health Organization, for its part, said in April that there is no evidence that BCG protects people against infection with COVID-19. (Photo by CHAIDEER MAHYUDDIN / AFP)

El estudio también ha demostrado que la mortalidad se reduce hasta un quinto entre pacientes menos graves, a los que se les administraba oxígeno con una máscara, sin necesidad de ser intubados.

  • En cambio, el tratamiento no ha demostrado ningún beneficio para los enfermos que no necesitan ninguna asistencia respiratoria.

OMS pide usar el medicamento en pacientes graves

Por ello, el director general de laOMS señaló que “la dexametasona solamente debe ser usada en enfermos de COVID-19 en estado grave o crítico, bajo estrecha vigilancia médica”.

  • Tras la publicación de los resultados del ensayo, el Gobierno británico anunció que utilizaría este tratamiento inmediatamente para tratar a los pacientes afectados.

Un medicamento de otra familia, el antiviral Remdesivir, mostró una cierta eficacia para acelerar la recuperación de enfermos hospitalizados por COVID-19. Pero no se ha demostrado que pueda evitar muertes.

Te puede interesar

Vacuna Pfizer necesitará tercera dosis de refuerzo

La vacuna desarrollada por Pfizer/ BioNTech contra Covid-19, que se administra en dos dosis, necesitará …