Inicio / Salud / Peor que tabaquismo: falta de ejercicio duplica riesgo de Covid-19 grave

Peor que tabaquismo: falta de ejercicio duplica riesgo de Covid-19 grave

Una nueva investigación reveló que la inactividad física aumenta al doble la probabilidad de ser hospitalizado y padecer una enfermedad grave del Covid-19, ya que el sedentarismo es mucho más perjudicial que otros factores de riesgo, como sufrir comorbilidades como el tabaquismo, la obesidad e hipertensión.

El centro estadounidense “Kaiser Permanente”, mediante el departamento de Medicina Familiar y Deportiva, llevo a cabo un estudio en el que consideró las consecuencias de falta de actividad física en los efectos de la enfermedad del nuevo coronavirus.

La fundación, con sede en California, Estados Unidos (EU), dedicada a establecer planes de salud entorno a la vida deportiva, recabó información sobre la actividad física de 48 mil 440 personas con Covid-19, en las que una caminata a paso rápido fue considerada como ejercicio.

patient_covid_19_coronavirus_1.jpg

Este seguimiento se centró en preguntas que contestaban a cuestiones tales como cuántos días a la semana realizaban ejercicio, con qué grado de intensidad y un promedio de la cantidad de minutos invertidos en la actividad física semanal.

La compilación de datos se realizó entre enero a octubre del año pasado y sólo tomó en cuenta a pacientes adultos, de los cuales la edad media -edad promedio de todos los voluntarios- fue de 47 años, mientras que el 62% de las personas estudiadas fueron mujeres y el 38% varones.

Los resultados, publicados en “British Journal of Sports Medicine”, demostraron que el 50% de los encuestados no tenía ninguna enfermedad subyacente; 32% padecía más de dos afecciones y el 18% restante presentada una dolencia.

patient_covid_19_coronavirus_.jpg

Entre las enfermedades más comunes notificadas por los voluntarios fueron la diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), problemas cardiovasculares, achaques renales y distintos tipos de cáncer.

Los expertos dividieron a los participantes en tres grupos, tomando en cuenta los resultados de la encuesta, basados en el nivel de actividad que realizaban.

Las personas que dedicaban de cero a 10 minutos a la semana se les consideró como “constantemente inactivos”; mientras que los pacientes que se ejercitaron durante 11 a 149 minutos formaron parte del grupo de los que realizaron “alguna actividad”; y aquellos que practicaron ejercicios por más de 150 minutos “cumplieron las directrices recomendadas” por los expertos.

Los investigadores aseguraron que el 79.2% notificó llevar a cabo alguna actividad, el 14.4% practicó el sedentarismo y tan sólo el 6.4% cumplía constantemente con ejercitarse.

Para dimensionar el impacto en la falta de actividad física, los miembros de Kaiser Permanente declararon que, de los participantes del estudio, el 8.6 % fueron hospitalizados, el 2.4 % fueron ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y el 1.6 % perdió la vida por complicaciones de la enfermedad.

patient_covid_19_coronavirus_2.jpg

Los autores del trabajo constataron que quienes no realizaban ejercicio físico tenían más del doble de probabilidades de ser hospitalizados, en comparación con las personas que registraron más de 150 minutos de ejercicio físico a la semana.

“De hecho, la inactividad física fue el factor de riesgo más notable en los resultados, en comparación con los factores de riesgo comúnmente citados, incluidos el tabaquismo, la obesidad, la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer”, explicó Robert Sallis, en una entrevista con el Sistema de Investigación y Noticias Científicas (SINC).

El representante de la sociedad médica expresó estar convencido que los hallazgos, arrojados en su estudio, representan una pauta clara para reducir el riesgo de sufrir Covid-19 de forma grave, así como la disminución de la mortalidad, causada por esta enfermedad, si la población mundial está dispuesta a cambiar sus hábitos.
“Con un poco de ejercicio se puede llegar muy lejos”, insistió el investigador y recomendó a la sociedad civil caminar 30 minutos diariamente, durante cinco días de la semana. Para ello no es necesario aumentar la velocidad, pues un ritmo moderado será suficiente y “tendrá un enorme efecto protector contra el Covid-19”, aseveró.

Para reconocer la velocidad idónea durante nuestros paseos, Sallis expuso que “la forma en la que alguien puede medir si está caminando a un ritmo moderado es que esté demasiado agotado para cantar pero todavía pueda hablar”.

La ejecución de actividad física -remarcó el coordinador del estudio- está asociada a mejoras en la capacidad pulmonar, en la salud cardiovascular y en el fortalecimiento de los músculos, y todo esto refuerza la función inmunológica, por lo que aseguró que es tiempo de reconsiderar el tiempo que dedicamos a reposar e invertir más minutos a la practica deportiva.

Te puede interesar

Vacuna Pfizer necesitará tercera dosis de refuerzo

La vacuna desarrollada por Pfizer/ BioNTech contra Covid-19, que se administra en dos dosis, necesitará …