Inicio / La neta de Guerrero / Teme alcalde que lo “maten”, por eso no despacha en la cabecera de Coahuayutla

Teme alcalde que lo “maten”, por eso no despacha en la cabecera de Coahuayutla

El alcalde de Morena de Coahuayutla, Rafael Martínez Ramírez, reveló que despacha en su comunidad de origen Puerto del Carrizo porque si va a la cabecera municipal “me van a matar”.

Informó que ayer, miércoles, ciudadanos realizaron una manifestación en la cabecera de este municipio para rechazar la presencia de un grupo de la Policía Comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), porque según él, su principal dirigente, es miembro de la organización criminal de “Los Cornudos”.

Rafael Martínez aseguró que en un video que se difundió en redes sociales, identificó a Eleazar Rodríguez como el vocero de este grupo de comunitarios de la UPOEG, quien en las pasadas elecciones de julio fue el candidato del PRI por la Alcaldía de Coahuayutla, en la región de la Costa Grande.

“Yo siempre he dicho que Eleazar es uno de los cabecillas de este grupo del narcotráfico que desde hace 13 años ha tenido asolado el municipio”, denunció el alcalde.

El martes en la comunidad de Los Almendros, un grupo de hombres con playeras que tenían la leyenda de la UPOEG se proclamaron como policías comunitarios ante la incapacidad de las autoridades de actuar contra la delincuencia.

“Ahora resulta que los que siempre nos han tenido en un yugo, dicen que nos van a defender”, señaló Rafael Ramírez.

El alcalde denunció que el grupo armado que irrumpió y atacó viviendas en la cabecera municipal de Coahuayutla el pasado 13 de enero, eran dirigidos por el priista Eleazar Rodríguez.

En esos hechos una niña resultó herida con un balazo en la cadera, además de que algunas viviendas fueron saqueadas, donde algunos ciudadanos los enfrentó a tiros.

“Si el gobierno no quiere que haya un baño de sangre, que intervenga aquí en el municipio”, refirió.

Dijo que desde que asumió el cargo no ha podido despachar de tiempo completo en el Palacio Municipal por las amenazas de muerte que ha recibido.

Por esa razón el Gobierno Federal le asignó a ocho policías federales como escoltas y una camioneta blindada.

“Yo despacho desde mi comunidad que es Puerto del Carrizo, no puedo ir a la cabecera porque me van a matar”, sostuvo.

Mencionó que ya solicitó la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores y recientemente de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. 

Te puede interesar

Guerrero a punto de pasar a semáforo verde

Este viernes el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que la calificación del semáforo epidemiológico para …