Inicio / Nacional / Tzotziles, nuevos desplazados en Chiapas

Tzotziles, nuevos desplazados en Chiapas

Spread the love

Con escasez de alimento, sin atención médica y en campamentos a la interperie así es como pasan su vida en la comunidad Xuxchen

Más de mil 300 indígenas tzotziles, en su mayoría niños, pertenecientes a cinco comunidades del municipio de Aldama se encuentran desplazados, con escasez de alimento, sin atención médica y en campamentos a la interperie en la comunidad Xuxchen, por conflictos territoriales con el poblado de Santa Martha, perteneciente al municipio de Chenalhó, lo que ha cobrado la vida de al menos tres personas.

Los indígenas optaron por resguardarse en la comunidad Xuxchen, a unos ocho kilómetros de la cabecera municipal de Aldama.

En el campamento de Xuxchen se resguardan mujeres, cientos de niños y adolescentes. A unos cinco kilómetros de ese lugar se ubica un segundo campamento en el paraje Tabak, donde los desplazados no tienen alimento, duermen entre los cafetales, sin colchonetas ni cobertores y a merced de animales e insectos.

De acuerdo con el agente rural municipal de Xuxchen, Santos Gómez López, los desplazados sobreviven con pocos alimentos debido a que no han podido trabajar sus tierras para la siembra de frijol y maíz, principal consumo de los tzotziles, y no cuentan con recursos económicos porque sus cafetales fueron destruidos.

“Necesitamos que nos ayuden con médicos, medicinas, colchonetas, cobertores y alimento para los niños y las mujeres, que son los que más sufren”, señaló la autoridad rural.

El presidente municipal de Aldama, Marcelino Patishtán, explicó que el dinero ha sido insuficiente para alimentar a los más de mil 300 desplazados. “Compré un poco de frijol y maíz, pero ya no hay dinero. Ya solicité despensas a Protección Civil, pero no me han dado respuesta”, lamentó el funcionario.

 

Una agencias de noticias dio a conocer a finales del año pasado que grupos armados de Chenalhó ocasionaron el desplazamiento de más de cinco mil personas de varias comunidades de Chalchihuitán y 11 muertos por la disputa de un territorio de bienes comunales que reclamaban como suyo los tzotziles de Chenalhó, cuyo propietario tuvo que ser definido por el Tribunal Agrario.

Durante más de dos meses, los indígenas tzotziles vivieron en la montaña a la interperie y con el apoyo unicamente de las colectas de la Diócesis de Simojovel.

Cuando el caso fue difundido, los desplazados recibieron el apoyo del gobierno estatal y las fuerzas federales. Actualmente, aún permanecen viviendo en campamentos cerca de tres mil indígenas, pero sobreviven con el apoyo de las autoridades.

Te puede interesar

México suma 87 mil 894 muertos y 874 mil 171 casos confirmados de COVID-19

Spread the love Las autoridades de Salud dieron a conocer, la noche del jueves 22 …